Durante el proceso creativo que desarrolla Addmira para sus clientes, existe una norma esencial… lápiz y papel. Nuestros 15 años de experiencia nos han enseñado que es la mejor manera de abordar el Brainstorming (o tormenta de ideas) que acabará en el resultado que el cliente desea.

Todas las fases del proceso son importantes: un buen “briefing” donde se establecerán las líneas y objetivos generales del proyecto, los siempre necesarios bocetos, las primeras ideas ya más elaboradas y finalmente el desarrollo de nuestro arte final. Un arte final siempre subeditado a los cambios que en el feedback con el cliente se crean oportunos.

“El verbo diseñar se refiere al proceso de creación y desarrollo para producir un nuevo objeto o medio de comunicación (objeto, proceso, servicio, conocimiento o entorno) para uso humano” 

El ejemplo que presentamos formaba parte del proyecto Dooclik. Un proyecto que incluye imagen corporativa, e-commerce, marketplace, campañas SEM y gestión de redes sociales. Con este desarrollo en concreto buscábamos actualizar todos los banners de la web para la campaña de Navidad.

Tras varios bocetos a mano, observamos que podíamos vincularlos entre ellos. Pasamos a desarrollar entonces todos los elementos necesarios para tener las mejores navidades hogareñas. El concepto quedaba claro… sin un buen horno, no hay pavo.

Este es un ejemplo del resultado de nuestro arte final en una de las piezas de la campaña.

COMPARACIÓN ENTRE LA IDEA PRINCIPAL Y EL RESULTADO FINAL:

Pon el cursor sobre el circulo con dos flechas. Mientras mantienes el click, arrastra de izquierda a derecha segun se desee.

¡Hasta el próximo post!

Addmira todos los derechos reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.