PRÓLOGO
El equipo está exhausto, ha hecho un gran esfuerzo para llegar a las puertas de las mazmorras. Es posible que hayamos encontrado al fin un camino para salir de Corona en la comarca de Virus.

Lanzo un conjuro de esperanza y observo como sus ojos vuelven a iluminarse. Sonríen mientras hablan entre ellos de los planes que podemos llevar a cabo para cumplir los objetivos secundarios de nuestra misión.

NAF habla con JAR para alcanzar el escudo de luz que permita completar el puzzle de las formaciones de MNET. Casi lo encontramos, sé que queda un último empujón.

IAM y EMM no sé con qué están, no recuerdo que habíamos designado en el último poblado pero hablan sobre la necesidad de hacer llegar a los pueblos alimentos y mensajes recogidos desde el inicio de nuestra batalla.

Los paladines de iluminación poseemos magia de apoyo a todo el equipo. Espero que el conjuro dure.

Ya no recuerdo cuando decidí que dedicaría mi vida a mantenerme impertérrito frente a ataques interminables. Que iba a proteger a mis aliados bloqueando ataques y reflejando el daño hacia los enemigos para romper sus férreas defensas. Cuando decidí mediar más allá de la fuerza para dar soluciones a problemas que de cotidianos parecían convertirse en insalvables.

Yo no decidí poseer el valor y la dedicación para reafirmar la realidad que defiendo pero no lo puedo obviar y así es.

Pero… ¿esto qué es?

He intentado hacer un simil con un videojuego o narrativa fantástica porque ya estoy harto de escuchar noticias del coronavirus y de la situación en la que estamos sumergidos desde hace semanas.

Con esta pequeña historia inacabada me doy cuenta del rol que adopto en la mayoría de mis situaciones. En mi vida personal y en la profesional, sin quererlo, soy el apoyo del equipo cuando está atrapado, el decisor cuando no nos ponemos de acuerdo o cuando hay que tomar decisiones.

Alguno puede decir que esto es normal puesto que para algo soy el CEO y uno de los fundadores de Addmira. Sin embargo siempre me ha gustado ser el personaje de apoyo, el paladín, el cruzado, el mago sanador… aquel personaje que complementa a grandes perfiles especialistas en sus materias.

Me gusta pensar en opciones, ver posibilidades, plantear las soluciones que yo mismo aplicaría…

Yo no soy capaz de hacer diseños espectaculares como los de Nolasc Azcona, o de crear funciones sin código repetido que guarden datos en BBDD y a la vez envíen y ejecuten acciones definidas por usuario como las de Javier Aranda. Sin hablar de la capacidad de conceptualización y síntesis de todas las informaciones que nos llegan vía whatsapp, mail, llamadas o reuniones para preparar un único documento de trabajo interno que nos permite continuidad como lo hace Iván Anguita. Tenemos un nuevo miembro que está creando nuestra estrategia en redes sociales, Enrique Mora, estoy seguro que iremos descubriendo habilidades en el tiempo que nos queda por delante.

PD
Queridos Addmirianos, difícil reto es de esta semana. he empezado una historia que me gustaría que continuara… no lo tenemos establecido pero a ver cuál es la siguiente raza y clase de esta historia.

¡Hasta mañana queridos Addmirianos!

Ernesto Lapuente

Author Ernesto Lapuente

More posts by Ernesto Lapuente

Leave a Reply

veinte − dieciseis =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Addmira todos los derechos reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies