Skip to main content

El Metaverso

Seguro que has oído hablar del Metaverso, ese lugar virtual que parece ser el futuro. Empresas como Facebook han cambiado su nombre a Meta para dejar claro que confían en esta tecnología.

En realidad, el Metaverso tan solo es una parte de lo que está a la vuelta de la esquina y hay otros muchos avances que pueden ser útiles para tu negocio.

Web3

Antes de hablar sobre qué tecnologías puedes implantar en tu negocio para estar a la última, es necesario conocer el entorno en el que se desarrollan todas estas novedades.

El Metaverso forma parte de lo que se conoce como Web3, el siguiente paso después de la Web2, la actual.

Internet empezó como una plataforma muy básica en la que tan solo podías leer contenido. Esta era la conocida Web1. Más tarde aparecieron webs en las que podías interactuar, enviar mensajes, insertar datos en una base de datos, iniciar sesión en una red social…

Todo esto forma parte de la actual Web2. En la Web3 podremos hacer lo mismo que hacíamos hasta ahora, pero de forma descentralizada mediante Blockchain y con tecnologías como IPFS o el uso de NFTs.

¿Blockchain, IPFS, NFTs?

En los últimos años hemos podido ver como las criptomonedas han dominado parte de los titulares, incluso los gobiernos ya han empezado a aplicar medidas para regular su uso. Esto no es otra cosa que la consecuencia de que cada vez se usan más.

Lo importante a destacar es el mecanismo que hay detrás de ellas, el Blockchain.

Esta tecnología permite descentralizar todos los datos, no sólo con criptomonedas. Significa que no son necesarios servidores en los que se almacenan la información, sino que cada nodo guarda información en forma de token.

Por tanto, no sólo permite un gran ahorro en servidores, sino que también hará posible un «internet de todos» en los que no pueda existir control del contenido por parte de los gobiernos porque no podrán controlar el gran número de nodos.

De esta tecnología nace IPFS (Inter Planetary File System), un sistema de archivos parecido a un servidor en la nube, pero en la que los archivos están divididos en los diferentes nodos. Podemos pensar en programas como uTorrent, eMule o Ares, que hacen lo mismo. ¿Los recuerdas?

La diferencia radica en el uso de tokens. Cada archivo genera un token según su contenido. Un token es una cadena de texto que sirve como identificador del archivo.

Si a un documento de texto le quitamos un carácter, el token del archivo cambiará. Esto hará más fácil la identificación de archivos originales no modificados y limitará la duplicación de archivos haciendo el sistema más eficiente.

Al igual que las criptomonedas, estoy seguro de que también has oído hablar de los NFTs, unos tokens que han crecido en popularidad en los últimos meses y que empresas como Twitter ya han implementado. Igual que en los archivos del sistema IPFS, los tokens son únicos a un archivo y se encuentran en la plataforma Blockchain donde se guarda la propiedad de dicho token.

Estos tokens se suelen relacionar con imágenes, vídeos o incluso con edificios de la vida real en el metaverso. Comprar un NFT significa que pasa a ser de tu propiedad. Puedes tener suerte y comprar el futuro Van Gogh.

Quien sabe… De todas formas, no sólo se trata de la compra-venta de imágenes, ya que estos pueden ser de utilidad para tu negocio.

¿Por qué debería interesarte?

Quizá no sea necesario que empieces a implementar la tecnología Blockchain mañana mismo.

Aún son necesarios varios años para que empiece a ser algo obligatorio, pero hay que estar alerta si no queremos quedarnos obsoletos.

De todas formas, esto avanza cada vez más rápido y por ello es necesario conocer el tema para que cuando llegue el momento podamos implementar medidas de mejora sin miedo. Dentro de todo lo que hemos comentado hay varias cosas que puedes aplicar.

Probablemente lo más necesario será la implementación de un sistema Blockchain.

Principalmente para poder empezar a recibir pagos y hacer transacciones en criptomonedas.

Son muchos los que piensan, y con razón, que el dinero tal y como lo conocemos va a desaparecer y las criptomonedas van a suplir ese vacío. Por este motivo es necesario que podamos contar con métodos de pago en carteras digitales.

También es interesante adaptarse al sistema IPFS, ya que podemos ahorrar mucho dinero en servidores y es una buena forma de compartir archivos dentro de una organización.

Como hemos dicho, tan sólo el hecho de limitar los archivos duplicados es una gran ventaja ante cualquier otro sistema. También es más seguro ante hackeos y pérdidas de datos.

Podemos implementar NFTs, no sólo como una fuente de ingresos más, sino también relacionando estas imágenes con ventajas. Como ejemplo podemos ver como Nike ha publicado NFTs con los que el propietario, sea quien sea en ese momento, puede acceder a eventos exclusivos o colecciones privadas haciendo que el valor del NFT siempre esté creciendo.

El marketing es el uso principal de los NFTs para las empresas y ya podemos ver cómo están siendo usados.

Si tienes alguna duda sobre lo que está por venir, no dudes en dejar tu comentario.

¿Crees que acabaremos viviendo en un Metaverso?

Sea la respuesta Sí o No, es innegable que las criptomonedas, el IPFS y los NFTs, han llegado para quedarse.

¡Si nos estás leyendo y eres un negocio... NO ESPERES HASTA EL ÚLTIMO MOMENTO!

Iván Anguita

Author Iván Anguita

More posts by Iván Anguita

Leave a Reply

6 + 18 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Addmira todos los derechos reservados.