Para poder definir y presentar la idea necesitamos tener en cuenta ciertos aspectos generales sobre Branding, Identidad y lo que representan.

El logotipo juega un papel esencial en el reconocimiento de la identidad de una marca. Es el elemento visual que define a nuestra empresa, marca, sociedad, institución o entidad profesional.

La distinción, la legibilidad, el impacto visual y la ergonomía son factores importantes a tener en cuenta a la hora de concebir el Branding. Si uno de estos aspectos flaquea, ponemos en riesgo la identidad de la marca y llegar a perjudicar nuestro crecimiento.

En pocas palabras, podemos asegurar que existen tres aspectos esenciales en la identidad de un logotipo, que pueden funcionar por separado o combinados: color, forma y tipografía. Realmente la forma siempre está presente, pero en este caso nos referimos al elemento gráfico, abstracto o simbólico, que protagoniza el carácter representativo.

Se puede concebir un logo en el que la tipografía predomine sobre el resto de aspectos.
O donde la forma sea la parte importante en la identificación de la marca.
O que el color sea el protagonista.

Hasta hace poco, existía una ley no escrita que imponía la idea de que un logotipo había de ser un bloque sólido e inmutable. De no ser así, el carácter identitario se degradaría. Pero…

¿se puede concebir un branding dinámico o polimórfico sin perder la identidad?

Author Ali El Moussaui

More posts by Ali El Moussaui

Leave a Reply

diecinueve − nueve =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Addmira todos los derechos reservados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies